Seventh-Day Adventist Church

Barquisimeto Central

Menu

Diaconisas

Las diaconisas estaban incluidas en el cuadro directivo de las iglesiascristianas primitivas. “Os recomiendo además nuestra hermana Febe, lacual es diaconisa de la iglesia en Cencrea; que la recibáis en el Señor, comoes digno de los santos, y que la ayudéis en cualquier cosa en que necesite devosotros; porque ella ha ayudado a muchos, y a mí mismo” (Rom. 16:1, 2).
Las diaconisas elegidas sirven durante uno o dos años, según lo hayadecidido la iglesia local (véase la p. 50). Aunque la iglesia puede elegir a laesposa de un diácono como diaconisa, no tiene la obligación de elegirla so-lamente por el hecho de ser esposa de un diácono. Las diaconisas deben 
ser elegidas tomando en cuenta su consagración y otras cualidades que lashabiliten para desempeñar los deberes de su cargo. La iglesia puede hacerarreglos para celebrar una ceremonia de instalación en el cargo para lasdiaconisas elegidas, dirigida por un ministro ordenado que tenga creden-ciales vigentes.

 Deberes de las diaconisas.

Las diaconisas sirven a la iglesia en unaamplia variedad de importantes actividades, incluyendo:
1. 
 Ayudar en las ceremonias bautismales. Las diaconisas deben ayudar en las ceremonias bautismales atendiendo a las damas que se van abautizar, antes y después de la ceremonia. También aconsejan y ayudan,según sea necesario, en cuanto a las ropas adecuadas para el bautismo. Laiglesia debe tener túnicas bautismales confeccionadas con tejidos adecua-dos. Luego del bautismo, las diaconisas deben lavarlas y guardarlas cuida-dosamente para su uso futuro (véase la p. 35).
2. Ayudar en el servicio de comunión. Las diaconisas ayudan en la cele-bración del rito de humildad, prestando especial asistencia a las mujeres visi-tantes y a las que se unieron recientemente a la iglesia. Es deber de las dia-conisas cuidar que todas las cosas necesarias para este servicio, tales como elmantel de la mesa, las toallas, etc., que se emplean en la celebración de losritos, sean lavadas y guardadas cuidadosamente (véanse las pp. 85, 86).
Las diaconisas preparan todo lo que se necesita para la mesa de la co-munión, incluyendo: preparar el pan y el vino, arreglar la mesa de la comu-nión, llenar las copitas con el vino, poner los platos con el pan sin levadura,y cubrir la mesa con el mantel preparado para este fin. Todo esto debe ha-cerse antes que empiece el servicio.
3. 
Cuidar de los enfermos y los pobres. Las diaconisas deben hacersu parte en el cuidado de los enfermos, los necesitados y los desafortuna-dos, cooperando con los diáconos en esta obra (véase la p. 58).

 La comisión de diaconisas.

Cuando una iglesia elige varias diaconi-sas, debe constituirse una comisión de diaconisas, con la jefa de diaconisascomo presidenta y otra diaconisa como secretaria. Esta comisión tiene auto-ridad para asignar deberes a cada una de las diaconisas, y debe colaborarestrechamente con la comisión de diáconos, especialmente en la tarea dedar la bienvenida a los miembros y las visitas, y en la visitación de los ho-gares (véanse las pp. 58, 59).

Manual de la Iglesia Adventista del Séptimo Día